Pilo Gallizo

Investigo las relaciones de las personas entre sí y con su entorno. Inspirada en ¡tantos artistas!…

Tras un tiempo en el que me dedico de manera informal (aficcionada) a la fotógrafía, decido volcarme a este mundo con todas las consecuencias. Comencé frecuentando las fiestas y reuniones de mis amigos cámara en mano y ellos, Javi, Eva, Marta, Rubén, Ana… serán mis protagonistas. Recorro la ciudad (entendiendo la ciudad por cualquier lugar en el que me muevo y estoy) con una y hasta dos cámaras retratando todo lo que llama mi atención.

Intento estudiar foto de una manera más formal(académica), pero la enfermedad me lo impide por lo que decido hacerlo por mi cuenta. Aun así aprendo, aprendo y aprendo. Casi todos los días hago cosas relacionadas con la fotografía de forma autodidacta.

He aprendido que no hace falta tener una buena cámara para obtener un buen trabajo, que me gusta mirar la luz y jugar con ella, que las fotos de diario pueden ser artísticas, que no hay que disculparse por tener un propio concepto de belleza, que en cosas feas hay belleza, que ésta puede estar en cualquier parte. Sólo depende de cómo miremos. Que hoy puedo ver una cosa así. Mañana, ¿quién sabrá?

En mis tomas narro mi ambiente, mis viajes, mi vida sentimental y social, la soledad y la dignidad, intentando hacerlo libre de prejuicios.

Con la fotografía intento capturar el presente para no olvidarlo jamás. A cada una de las personas que ven mis trabajos quiero llevarles otra vez un aire de lo que vivimos haciéndolas.